El Azúcar

Descripción:

El azúcar es un alimento con el que convivimos todos los días. Está presente en todas las comidas de nuestra jornada en mayor o menor medida.

En el 2002 la OMS limitaba el consumo de azúcar al 10% del aporte calórico diario. Sin embargo, un estudio reciente (ENRICA) del 2011, pone de manifiesto que el consumo diario de azúcares en adultos en España era de 94,3 g, siendo 100,5 en hombres y 88,2 g en mujeres. Esto corresponde a un 16.7% de la energía diaria para ellos y un 18.8% para ellas, superando bastante las recomendaciones dela OMS.

El mismo organismo subraya que gran parte de este azúcar consumido diariamente, se encuentra en alimentos que no se consideran como dulces. A modo de ejemplo, una cucharada de Kétchup contiene 4 gramos de azúcar, y una lata de refresco dulce contiene 40 gramos del mismo.

Por tanto, dándole al azúcar la importancia que tiene y no más, se puede dar paso a una pequeña descripción a este alimento tan goloso: a nadie le amarga un dulce.

El azúcar proviene de Oriente Medio, y, fue Alejandro Magno quien la introdujo en Europa, donde hasta entonces, sólo se conocía la miel. A los árabes, les gustó tanto que reorganizaron el cultivo y lo implantaron en todas las zonas que iban conquistando. Fueron ellos quienes nos enseñaron la técnica y el arte de extraer el azúcar. Este proceso era tradicionalmente realizado en los ingenios azucareros.

Actualmente, podemos encontrar diversas formas de comercialización:

  1. Azúcar glass: Es un azúcar en polvo al que se le añade fosfato tricálcico para que no se apelmace.
  2. Blanquilla: El azúcar “ordinario” que se emplea tanto en repostería como en cocina. Tras la extracción, se somete a un blanqueado.
  3. Azúcar moreno de caña: Es el azúcar de caña no purificado ni blanqueado. Contiene las melazas del azúcar al completo, y endulza menos, aunque es muy aromático.

 ”Cuidar tu Hogar es cuidar a tu Familia.”

Información nutricional:

El valor nutricional del azúcar nos indica que 100 gramos aportan 400 calorías, y el 100% de su contenido son hidratos de carbono en forma de sacarosa. No contiene vitaminas, ni minerales, ni proteínas.

La sacarosa es un disacárido de absorción rápida, y, aporta energía a todo el organismo, especialmente al cerebro.

Sin  embargo, se debe controlar el consumo, como se ha dicho al principio. Y es que, un abuso de azúcar puede desencadenar enfermedades como la diabetes y la obesidad.

Recomendaciones del autor:

Ficha escrita por Rosana Benítez, Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Experta en Coaching personal y ejecutivo. Ha trabajado en diferentes proyectos de investigación en el campo de la Nutrición y la Dieta Mediterránea. Imparte talleres sobre Alimentación Saludable.

El autor

Paula Brizuela


Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
5481

Colaboran: