Conservar la fruta: maduración

Descripción:

Muchas frutas continúan madurando luego de su recolección. A continuación te unos consejos sencillos para que disfrutes de la fruta como más te guste.

La refrigeración de la fruta retrasa ese proceso, mientras que el almacenamiento de fruta ya madura en un lugar fresco y oscuro, tiende a acelerar dicho proceso.

“Cuidar tu Hogar es cuidar a tu Familia.”

Cómo conservar:

Tomate:

Evitar la luz solar. Dejarlos madurar manteniéndolos alejados de la luz solar; lo ideal es meterelos en un cajón. La exposición a la luz del sol solamente los ablanda.

Manzanas y peras:

Para acelerar su maduración guárdelas en una bolsa de papel de estraza con una manzana ya madura. Guárdela en un lugar fresco y oscuro.

Aguacates:

Maduran en una despensa cálida y aireada, o dentro de una bolsa de plástico con una piel de plástico. La refrigeración impide su maduración.

Plátanos:

Para detener su proceso de maduración, refrigérelos. La piel se oscurecerá pero la carne no perderá su consistencia.

Frutos verdes en general: maduran dentro de una bolsa de plástico perforada.

El autor

Paula Brizuela


Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
2569

Colaboran: