Planificar la compra y el menú semanal

Descripción:

La importancia de planificar la compra y el menú semanal reside en el gran ahorro de tiempo y dinero que esto provocará. La organización en la nevera y la despensa es imprescindible.

Si no, lo que ocurre es que uno invierte mayor parte de su tiempo pensando qué cocinar, y cocinando. Y esta tarea se puede hacer costosa y repetitiva o mecánica, haciendo que los menús sean siempre iguales y no hayan comidas que sorprendan a los integrantes de la familia.

Te proponemos unas pautas a seguir, para lograr una buena planificación y que sólo vayas al supermercado una vez a la semana.

“Cuidar tu Hogar es cuidar a tu familia.”

Pasos:

1

Hacer el menú semanal: Para esto es muy práctico tener un momento concreto en la semana para pensarlo y escribirlo.

¿Por qué hacer el menú semanal? Para comer más sano y variar los platos, para cuidar la dieta, para ahorrar dinero, para ahorrar tiempo al cocinar, para aprovechar lo que tenemos en la heladera o en la despensa, para comer más en casa y para querer comer en casa, para controlar mejor que no falten nutrientes en la dieta teniendo en cuenta las necesidades de cada integrante de la familia, para controlar que no hayan excesos en la dieta (Por ejemplo, demasiada carne vacuna), para calcular los ingredientes que necesitamos e ir al súper sólo una vez por semana.

 
2

Al tener el menú hecho, el siguiente paso es hacer la lista de la compra.

Nos ayuda a pensar todo lo que necesitamos tener en casa para hacer la compra del súper de una vez y no tener que ir varias veces en la semana. Para ello, revisar bien lo que tenemos en la nevera y en la despensa, para aprovechar todo y no arrepentirnos luego de tener que “tirar” la comida porque se nos ha estropeado.

 
3

Ya el tercer paso es IR AL SUPERMERCADO ¡sólo una vez por semana!

Cuando logres realizar estos tres pasos con regularidad, verás que dedicarás menos tiempo a estas tareas y en casa tendrás siempre los ingredientes necesarios para las distintas comidas.

 
4

Algunos tips más para planificar tu menú con dinamismo:

  • Cocinar con ingredientes de temporada para incrementar la calidad del menú, tener mayor calidad sensorial y menor coste. •Usar diversos métodos de cocción, limitando la frecuencia de las frituras (cuantas menos mejor o ninguna) y cuando se elija fritura realizarla del modo más correcto para que sea saludable. Evitar las frituras, optando por cocinar al horno.
  • Utilizar las cantidades adecuadas de alimento para cada comensal, de tal manera que no falte la comida, ni tampoco sobre excesivamente. De todas formas, la regla de oro para esto es: “mejor que sobre antes de que falte”.
  • Realizar un menú para una semana entera o para dos, luego alternar esas dos semanas, para tener el menú completo del mes. 
  • Supervisar que se comerá en casa al día siguiente, para evitar que falten ingredientes o adelantar trabajo si es posible.
 

Recomendaciones del autor:

Ficha escrita por Ana Laura Portillo Prono.

El autor

5277

Colaboran: