Limpieza rápida de casa en 5 pasos

Descripción:

¿Quién no quiere tener la casa limpia invirtiendo el mínimo tiempo y esfuerzo?

 

El secreto para conseguirlo es organizarse bien, decidir de antemano cuánto tiempo se va a invertir en la limpieza y organizar las tareas dedicando un tiempo concreto a cada una de ellas. Te explicamos la manera más fácil y rápida de tener la casa limpia en el menor tiempo posible.

Tu casa limpia en 30 minutos

Antes de empezar asegúrate de tener todos los utensilios y productos de limpieza preparados.

“Cuidar tu Hogar es cuidar a tu Familia”

Pasos:

1

Cocina (10 minutos).

Materiales a preparar previamente: fregona y cubo con un pequeño chorro de lejía, dos paños húmedos, dos estropajos, lavavajillas.

Empezamos por la vitrocerámica o los fogones: 3 minutos. Con un paño húmedo retira toda la suciedad superficial y a continuación utiliza un producto anti grasa o un par de gotas de producto para limpieza de vitrocerámica. Recuerda utilizar el estropajo para los fogones y una esponja o paño para la vitrocerámica.

Continuamos con el fregadero: 2 minutos  y medio. Si has disfrutado de una comida en familia o grupo haz una cadena, uno lava, otro seca y otro guarda. Si no es ese el caso, habrá pocos platos, por lo que no llevará mucho tiempo lavarlos. Frota cada uno de los platos con un poco de lavavajillas y a continuación enjuágalos de uno en uno. Cuando termines pasa un paño húmedo por el fregadero para eliminar restos de comida, jabón o agua.

Encimeras: 1 minuto y medio: ¿desde cuándo es tan engorroso limpiar la cocina? Una vez que hemos despejado el fregadero, tan solo tenemos que deslizar una bayeta húmeda por la superficie de las encimeras, lo cual no lleva más de un minuto a un ritmo medio.

Ya solo queda fregar el suelo: 3 minutos. Como he dicho, habremos dejado preparados los utensilios de limpieza previamente, lo que implica un cubo con agua y un pequeño chorro de legía y una fregona. A un ritmo regular, no tardaremos más de 15 segundos en colocar las sillas encima de la mesa y comenzar a deslizar la fregona por el suelo. Recuerda empezar por la zona más alejada de la puerta y dejar la ventana abierta para que se seque más rápido.

 
2

Cuarto de baño (cinco minutos).

Productos: paño húmedo, estropajo, spray de limpieza para el baño.

Empezamos por la ducha o bañera: 3 minutos. Esparcimos el spray por las zonas superiores de la pared o ducha y vamos limpiando de arriba abajo con la bayeta húmeda. Una vez que hayamos llegado al desagüe, punto final, aclaramos todo con la ducha y volvemos a repasar por encima con la bayeta para eliminar los restos de agua. Es recomendable usar una toalla o paño seco para eliminar el agua que haya quedado en la mampara de la ducha porque si no, puede dejar manchas muy visibles, especialmente si el agua contiene mucha cal.

Vamos a por el lavabo y espejo: 1 minuto. Si el lavabo está despejado, no necesitaremos más de un minuto para pasar con paño húmedo por la superficie retirando los clásicos restos de pasta de dientes o jabón así como las manchas de agua y cal. A la hora de limpiar el espejo será suficiente con un paño húmedo y secarlo después con papel de cocina ya que los paños o toallas siempre dejan pequeños hilos en la superficie.

Llega la parte más delicada, el inodoro: 1 minuto. No nos suele gustar limpiar el inodoro por lo que vamos a hacerlo rápido (y bien). Rociamos un paño con spray de limpieza (asegúrate de que es desinfectante) para limpiar el asiento y la tapa. A la hora de limpiar el interior, no tenemos más que echar un poco de legía y frotar un poco con la escobilla.

Una vez más terminamos con el suelo: 1 minuto. En función de lo sucio que estuviese el suelo de la cocina, podemos utilizar el mismo agua del cubo o cambiarlo antes de empezar a limpiar el baño. Sea como sea, pasar la fregona por el suelo no suele llevar más de 1 minuto.

 
3

Dormitorio (cinco minutos)

Hacer la cama: 3 minutos y medio, incluso menos tiempo para aquellas personas que tienen un edredón nórdico. Es recomendable que antes de limpiar la habitación hayamos dejado la ventana abierta y el edredón retirado para renovar el aire y que se ventile la estancia.

Limpiar el polvo: 2 minutos. Conviene llevar a cabo una limpieza en profundidad de vez en cuando pero, en general, no deberíamos tardar más de dos minutos en retirar el polvo de los muebles. Si el paño que utilizamos está ligeramente húmedo la tarea será más sencilla. No olvidéis ir de arriba abajo, de lo contrario el polvo de las superficies superiores volverá a ensuciar las más bajas.

Reservamos medio minuto para pasar el aspirador: a no ser que tu habitación sea una plaza de toros, con 30 segundos será suficiente para hacer desaparecer todo el polvo del suelo.

 
4

Salón (10 minutos)

Materiales: paño de microfibra ligeramente húmedo y aspirador.

Empieza con el polvo (5 minutos) de lo contrario lo que hayas limpiado previamente volverá a ensuciarse. Es cierto que en el salón solemos tener más cosas por lo que limpiar el polvo lleva un poco más de tiempo, pero estamos hablando de una limpieza rápida, la limpieza a fondo la dejamos para otro día. Esta tarea incluye la pantalla de la televisión y de los ordenadores.

Continuamos con los sofás (2 minutos): no tienes más que retirar los cojines y pasar el aspirador por la superficie del sofá. Repasa los cojines una vez colocados y listo.

Dejamos para el final el suelo (3 minutos): teniendo en cuenta que quizá tengamos que mover algunas alfombras y muebles, en el caso del salón podemos invertir un poco más de tiempo, pero no más de tres minutos cuando se trata, como decimos, de una limpieza rápida.

 

Recomendaciones del autor:

El texto y las fotos de esta ficha fueron proporcionados por Helpling.

El autor

Paula Brizuela


Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
4793

Colaboran:

Política de privacidad · Aviso legal