Las mejores prácticas para la limpieza de tus cristales

Descripción:

Buenas prácticas para la limpieza de cristales

Los cristales acumulan polvo y suciedad con mucha facilidad, por lo que los espejos siempre forman parte de la limpieza general de la casa. Las ventanas en cambio, se limpian en función de la suciedad en el ambiente, dependiente de cosas como la presencia de lluvia, por ejemplo. Desde EsLife os presentamos unos ejemplos con productos naturales para mantener tus cristales siempre relucientes y sin rastro de polvo, ahí

Pasos:

1

Cómo limpiar cristales

Una buena fórmula casera es diluir vinagre en agua, a una proporción de 5:1 -cinco de agua por cada una de vinagre-. Para limpiar la suciedad se pueden utilizar toda clase de materiales, aunque lo más recomendado por su sencillez es un periódico arrugado. También es frecuente emplear un paño limpio, seco y sin pelusa. El sistema es muy efectivo, porque el vinagre se utiliza en muchas labores de limpieza, especialmente en la cocina o baños.

Si se dispone de un pulverizador para aplicar la mezcla la tarea resulta más sencilla: consiste en salpicar la superficie desde unos 15 centímetros de distancia y frotar con el periódico en círculos pequeños, aplicando cierta presión para eliminar todas las manchas que hayan podido ir acumulándose. Si se emplea periódico en lugar de un paño, además, se logrará un efecto de brillo superior.

 
2
Cómo limpiar manchas sobre los cristales

En este caso la mezcla se puede hacer con agua y un poco de detergente líquido. Se puede emplear un atomizador para aligerar el proceso, que consiste en frotar con una esponja la zona manchada, previamente humedecida con la disolución. Cuando la suciedad desaparezca habrá que enjuagar en agua la esponja y volverla a pasar por la zona, con el objetivo de eliminar todos los restos de detergente que hayan podido quedarse. Finalmente, para secar la superficie se puede emplear lo mismo que en el método anterior: un paño seco y libre de pelusas o papel de periódico, que añadirá brillo al resultado.

 
3

Alternativas para limpiar cristales

El limpiacristales -producto químico- es una buena solución, siempre y cuando se aplique con la técnica adecuada. Lo mismo sucede con otros productos de fabricación casera, como es el caso visto de vinagre y agua. En ocasiones a esta mezcla se le añade amoniaco. Al margen del producto, una buena forma de no dejar huellas si no se utiliza el papel de periódico es emplear los limpiacristales de goma -instrumento-. Solo es preciso ir secando los bordes conforme se va utilizando y abarca una gran superficie, con impecables resultados. Se puede pasar en cualquier dirección, siempre procurando eliminar hasta el último resto de la solución líquida empleada.

 

Consejos:

El texto y la foto de esta ficha fueron proporcionados por EsLife.

El autor

Paula Brizuela


Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
4457

Colaboran: