Conservar los libros en buen estado

Descripción:

Una de las principales fuentes de cultura a la que tenemos acceso en nuestra casa y que debemos cuidar como se merece: los libros.

Ocurre que a menudo los dejamos abandonados en la estantería y, cuando queremos leerlos o consultarlos, nos encontramos con que el polvo, la humedad, el calor o el exceso de iluminación los ha deteriorado. Por esto, os traemos unos simples consejos de limpieza y conservación para mantener los nuestros en perfecto estado.

“Cuidar tu Hogar es cuidar a tu Familia.”

Pasos:

1

1. Importante: Lo fundamental es elegir un lugar idóneo para colocar nuestra librería. Ha de ser en una habitación sin humedad y bien ventilada, tendiendo cuidado de que la luz exterior no incida directamente sobre los libros. Asimismo, debes saber que la calefacción elevada en los meses de invierno puede resecar el papel.

 
2

2. Cuidado con el polvo. Es habitual que el polvo se quede a descansar sobre la parte superior de los libros cuando éstos reposan en la estantería. Por eso, aunque suponga un esfuerzo extra, no debemos olvidar pasar el plumero por todos ellos una vez a la semana. Así evitaremos que se deterioren por la penetración del polvo en el papel, especialmente si los libros son antiguos.

 
3

3. Lomo deteriorado. Si el lomo ha perdido color o se ha ennegrecido con el paso del tiempo, emplearemos un algodón ligeramente humedecido en alcohol de quemar y amoniaco y procederemos a aplicarlo sobre la superficie del libro.

 
4

4. Humedad en las páginas. Este fenómeno suele darse al tener los libros en la estantería son usarlos mucho tiempo. Pese a seguir las medidas adecuadas y no mantener nuestra librería en una habitación poco seca, la humedad siempre acaba haciendo de las suyas.

Para remediarlo, haremos uso de polvos de talco. Lo espolvorearemos sobre las páginas dañas y cerraremos el libro, ejerciendo presión un objeto pesado encima durante 2-3 días. Pasado este tiempo, retiraremos el talco de las páginas con un pequeño cepillo (puede ser uno de dientes que no uses, o un cepillo de uñas).

 

Consejos:

Todos estos trucos no te llevarán más de 15 minutos -a excepción del tiempo de actuación del talco en el truco anti humedad-; y los materiales necesarios son productos que habitualmente tenemos en casa. Así que, no te lo pienses, y cuida la cultura.

Recomendaciones del autor:

El texto y las fotos de esta ficha fueron proporcionados por Limpiezas express.

El autor

Paula Brizuela


Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
2936

Colaboran: