Cómo limpiar puertas de madera

Descripción:

Cómo limpiar puertas de madera

Cuando se realiza la limpieza general de una casa las puertas se limpian como todo lo demás; es decir, pasándole un trapo para eliminar el polvo. Pero con el tiempo las puertas se pueden cubrir de suciedad, que puede llegar incluso a incrustarse. Es por ello que se hace necesaria una limpieza específica cada cierto tiempo.

Pasos:

1

Cómo limpiar puertas de madera sin barnizar

Para empezar hay que eliminar el polvo acumulado a lo largo y ancho de la puerta. Se podría utilizar un plumero, pero así solo se conseguiría esparcirlo o tirarlo al suelo, no eliminándolo realmente del todo. Para ello se utiliza un trapo ligeramente humedecido, pasándolo por todas las superficies de la puerta, incluida la parte de arriba o el marco. Luego se realiza el proceso de limpieza en sí. Se puede hacer con productos naturales a nosotros nos encanta una fórmula casera de limpieza que contiene vinagre y aceite de oliva diluidos en agua, a fin de mantener la calidad de la madera. Con un paño de microfibra ligeramente humedecido de la disolución creada se frota la superficie en la dirección de las vetas. Al terminar hay que esperar media hora y luego repasar toda la puerta con un paño seco, con la finalidad de sacar el máximo brillo posible.

 
2
Cómo limpiar puertas lacadas

El proceso es muy similar al de las puertas sin lacar, solo que en este caso el producto a emplear cambia ligeramente. Bastará con un jabón neutro diluido en agua o con un producto multiusos no abrasivo. Si la superficie presenta rayas de pintura o manchas se pueden eliminar con un poco de alcohol, nuevamente diluido en agua.

 
3
Limpieza de manivelas y pomos

 Representan solo una pequeña parte de toda la puerta pero es imprescindible su limpieza, ya que está en constante contacto con las manos, portadoras de gérmenes y suciedad. Para llevarla a cabo se pueden utilizar productos desinfectantes, el más común es el amoniaco.

 
4
Frecuencia de la limpieza de puertas

Si se realizan limpiezas generales todas las semanas, con quitar el polvo cada vez y una vez al mes realizar este tipo de limpieza será más que suficiente. En cambio, si las limpiezas generales de la casa se dan cada más tiempo sería conveniente que el proceso específico de las puertas se aplicará cada quince días.

 

Consejos:

El texto y la foto de esta ficha fueron proporcionados por EsLife  

El autor

Paula Brizuela


Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
4382

Colaboran: