Cómo limpiar muebles de madera

Descripción:

Cómo limpiar muebles de madera

 

A menudo la madera vieja presenta aspectos demasiado desaliñados, por lo que es conveniente limpiar los muebles, procurando no dañar el material original. De hacerlo, la pieza podría estropearse, por lo que hay que seleccionar muy bien los productos a utilizar.

Pasos:

1

Limpiar muebles con aceite de lino, vinagre y trementina

El caso ideal es realizar la limpieza con materiales totalmente naturales. Es una buena forma de conservar la calidad original de los muebles, es decir, de evitar el daño permanente. Una buena combinación para este propósito es la formada por el aceite de lino, el vinagre y la trementina.

Para empezar, hay que encontrar una buena zona para trabajar, ya que los olores son fuertes y podrían quedarse impregnados en las paredes. Es muy recomendable realizar este proceso en el exterior. Hecho esto hay que limpiar la primera capa de suciedad con toallitas de papel. Es un paso que también se puede realizar con la aspiradora, con el cabezal con forma de cepillo. Luego se realiza la mezcla de aceite de lino, vinagre y trementina, a partes iguales entre los tres integrantes. Cuando esté lista se empapa un trapo con ella y se frota la madera, siempre en la dirección de las líneas. Es muy importante esparcir bien la mezcla, procurando que esta no se quede fija sobre la pieza. Se frota hasta que la suciedad desaparezca. Para llegar a los rincones más difíciles, así como a las ranuras o grietas, se puede utilizar un cepillo de dientes. Finalizado el proceso se deja secar durante una noche. Al día siguiente se le pasa un trapo limpio para recuperar el brillo y listo.

En caso de no disponer de esos materiales el proceso se puede hacer de la misma manera, pero con zumo de limón y aceite de oliva en este caso.

 
2

Mezclas para recuperar el brillo

Se pueden realizar mezclas que devuelvan el brillo a los muebles que lo han perdido. Una de ellas combina claras de huevo a punto de nieve con amoniaco. Otra podría ser de aceite de oliva, ya sea con alcohol puro o con un chorrito de vino tinto.

 
3

Prevenir la limpieza de muebles

Para que los muebles no alcancen estados en los que se haga necesario aplicar el método anterior es importante cuidarlos constantemente, como por ejemplo limpiando el polvo una vez a la semana con una gamuza suave. Cada dos meses habría que lustrar la superficie con un trapo limpio, recuperando así el brillo. Finalmente, una o dos veces al año conviene aplicarle una capa de cera para madera después de haberla limpiado, a fin de abrillantarla.

 

Consejos:

El texto y la foto de esta ficha fueron proporcionados por EsLife  

El autor

Paula Brizuela


Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
4350

Colaboran: