Cómo cuidar las mantelerías

Descripción:

Lavar las mantelerías

Una mesa decorada con cariño para una ocasión especial  nos hace sentir buenos anfitriones.

Poner la mesa forma parte de un ritual donde el mantel, las servilletas, la cubertería, la vajilla, la cristalería y la distribución de los comensales se unen al manjar, que utilizamos como la perfecta excusa para reunirnos con las personas que queremos.

Además de la función decorativa, el mantel protege el mueble y la servilleta evita que nos manchemos, facilitando la absorción y el secado de nuestros labios.

Pasos:

1

Para su conservación, aconsejamos que una vez retirados los platos, los cubiertos y la vajilla,  identifiquemos las manchas y las rociemos cada una de ellas con un detergente desengrasante o con un pulverizador adecuado para tal finalidad. Una solución alternativa es diluir lavavajillas, que también contiene desengrasantes, con agua, y untar suavemente cada una de las manchas con un paño húmedo.

 
2

Lave la prenda antes de que se seque el desengrasante. Para ello, añadir detergente neutro y realizar el programa de lavado adecuado a la prenda, que encontrará indicado en la etiqueta de composición.

 
3

Al tender la prenda hay que verificar la ausencia de manchas. Si las manchas persisten es conveniente repetir la operación. Si estas fueran muy resistentes le recomendamos que entre en nuestra página web y siga las instrucciones para eliminarlas según su origen.

 

Consejos:

  • Importante: Evite planchar una mancha no eliminada. Al aplicarle calor se oxida la mancha y queda fijada al tejido. Siendo muy difícil o imposible su posterior eliminación.
  • Utilice detergentes neutros, sin blanqueadores ópticos en todas aquellas prendas de color.
  • Utilice la temperatura de lavado indicada en las instrucciones.
  • Los colores intensos lávelos por separado.
  • No exponga las prendas directamente al sol. Si es posible, deje secar la prenda al aire libre. Si tiene que realizar el secado en secadora, no utilice suavizantes.
  • Tienda la prenda evitando que queden arrugas en el tejido.
  • El planchado deberá realizarse con la prenda húmeda. Si no fuera posible, utilizar un paño húmedo entre la plancha y el tejido. La temperatura de la plancha será la indicada en la etiqueta de composición.

"Cuidar tu hogar es cuidar tu familia."

Recomendaciones del autor:

Toda la documentación y fotos lo ha cedido Simetrya Home. Puedes comprar ropa de cama preciosa para tu hogar en su página web.

El autor

Merche Blasco

Impulsora de Dialhogar. Entusiasta de todo lo que se refiera al cuidado de la casa, el hogar, cuidar a los tuyos. Apasionada del intercambio y de hacer que los sueños se cumplan :)
Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
1468

Colaboran: