Qué hacer con el aceite usado

Descripción:

Desechar los aceites de cocina usados, incluso en cantidades pequeñas, por fregaderos, inodoros u otros elementos de la red de saneamiento pública, es una práctica que debemos evitar.

Tal acción implica riesgo de atascos de tuberías, dificultades e incremento de costes en los procesos de depuración de aguas residuales, así como la formación de una película superficial en aguas de ríos, lagos, etc., que afecta al intercambio de oxígeno y perjudica a los seres vivos de los ecosistemas. Se estima que un litro de aceite puede contaminar mil litros de agua.

“Cuidar tu hogar es cuidar tu familia.”

Pasos:

1

Una vez utilizado el aceite de cocina se debe acopiar en la vivienda y posteriormente se debe entregar a los sistemas de recogida habilitados:

Sistemas de recogida municipales previstos por los entes locales:

- Puntos limpios fijos, móviles o de barrio

- Recogida en contenedores específicos en puntos de aportación (vía  pública, equipamientos como mercados, supermercados, centros comerciales, etc.

Sistemas de recogida para grandes generadores: recogidas a demanda a partir de un acopio mínimo de residuos o por rutas de frecuencia definida.

 
2

Debemos almacenar el aceite en envases cerrados que pueden ser propios (en general, botellas de plástico usadas) o en algunos casos el ayuntamiento o las empresas responsables del reciclaje entregan envases de diversas capacidades para homogeneizar y facilitar el sistema.

 

Recomendaciones del autor:

Esta información la hemos encontrado en la web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente.

El autor

1425

Colaboran: