La regla de las tres R

Descripción:

Implementar en nuestro hogar la regla de las tres R,  es una actitud que nos beneficia a todos, al planeta en general, a la economía doméstica, y además dejamos un legado más limpio a nuestros hijos.

Pasos:

1

REDUCIR:

-Envases: utiliza el carrito o lleva tus bolsas a la compra. Evita el abuso de papel de aluminio o de plástico, conserva los alimentos en envases duraderos. Procura adquirir envases de gran capacidad y sin envoltorios superfluos.

-Luz, agua y gas: mide tu tiempo en la ducha. No abuses de la calefacción. Apaga la luz cuando no la uses. evita el ascensor. Desconecta los aparatos cuando no los uses.

-Baterías: adquiere juguetes sin pilas o pásate a las pilas recargables.

-Electrodomésticos: evita pequeños electrodomésticos que no sean imprescindibles, como los abrelatas automáticos. Usa con sentido común lavadora, lavavajillas y secadora.

 
2

REUTILIZAR:

-Plásticos: evita en lo posible los platos y cubiertos desechables de plástico. Si en el mercado o la tienda de ultramarinos y te dan bolsas de plástico, puedes utilizarla para la basura.

-Papel: los pañuelos de tela son más ecológicos que los de papel y los trapos de cocina a los rollos de cocina. No imprimas papel innecesariamente; si hace fotocopias apreovéchalo por las dos caras. Reutilizalo por la otra cara para que tus hijos hagan dibujos.

-Cristal: los tarros de cristal tienen muchas utilidades: desde guardar alimentos hasta jarrones o portavelas. No los tires.

-Ropa: con la ropa vieja puedes hacer trapos. También sumarte a la nueva tendencia handmade en trapillo.

 
3

RECICLAR:

-Separa materiales: recicla a la hora de tirar la basura, cada material en su respectivo contenedor. Cartón y papel. Vidrio: botellas sin tapón, no incluído cristal de vasos ni bombillas. Envases: brick, plástico y latas. En las farmacias encontrarás pequeños contenedores para dejar los medicamentos caducados. Los pequeños y grandes electrodomésticos, radiografías, aceite, muebles y hasta ropa se dejan en los puntos limpios de cada ciudad. Si vas a cambiar el agua de la picsina, puedes aprovecharla para regar el jardín o lavar el coche.

 

Consejos:

Si quieres cuidar el medio ambiente y además ahorrar, te aconsejamos que al comprar un electrodoméstico nuevo te decantes por los de clasificación energética A o superior. De este modo, el precio del aparato será superior, pero a la larga ahorrarás porque consumirá menos energía.

"Cuidar tu Hogar es cuidar a tu Familia."

El autor

2313

Colaboran: