Cómo hacer tortilla de patata

Descripción:

“Tortilla de patata” Hacer una tortilla de patata como la abuela es fácil si se tienen en cuenta algunos trucos. Te lo contamos paso a paso

Ingredientes:

1
Aceite
 
2
1 cebolla
 
3
6/7 huevos
 
4
800 gr de Patatas
 
5
Sal
 

Pasos:

1

En primer lugar pelamos las patatas y les quitamos los ojos. La patatas una vez peladas se pueden poner en agua para que no se pongan negras.

 
2

Una vez peladas las patatas las cortamos a mano o con una mandolina.

Cortamos también la cebolla y la mezclamos con la patata cortada.

 
3
Añadimos sal a la mezcla de patata cortada con cebolla y la freímos. Es importante que el aceite esté caliente para que no se engrase mucho la patata, pero no demasiado para que se queden jugosas.

 
4

Cascamos y batimos los huevos. Añadimos un poco de sal.

 
5

Mezclamos la patata frita y escurrida con los huevos batidos. Este punto es muy importante. Si la patata está muy caliente, se beberá todo el huevo batido y quedará muy compacta la tortilla Si la patata está muy fria, el huevo resbalará y no quedará jugosa.

Es muy importante la proporción de huevo y tortilla. La mezcla tiene que quedar con líquido de huevo para que la tortilla no esté "patatona".

 
 
6

Volcar la mezcla de patata frita con huevo sobre la sartén. Hay personas que les gusta machacar la patata con el huevo para que quede más uniforme.  Puede quedar bien la tortilla, peor pierde las capas propias de la tortilla de patata.

Depende de la cantidad de mezcla que se coloque en la sartén, la tortilla quedará más o menos gorda. Eso si que depende mucho del gusto personal.

Cuando esté cuajada la parte de debajo, se le da la vuelta con ayuda de un plato o una tapadera. La tapadera facilita sujetarla para que no se resbale. Se vuelve a colocar la mezcla por el lado que falta de cuajar. Cada persona tiene distinto gusto con respecto a la tortilla muy cuajada o poco cuajada. Hay que tener en cuenta que al terminar, el propio calor de la tortilla llevará a que se cuaje un poco más y quede más seca de lo que la teníamos.  
 
7

Una vez terminada, la colocamos en un plato de servir.

La tortilla de patata es tan rica fría como caliente.

 

Consejos:

Ya hemos comentado que los pasos más importantes son freír bien la patata y hacer muy bien la mezcla con el huevo. Cuidar la temperatura intermedia. La habilidad de dar la vuelta a la tortilla es cuestión de práctica y buena maña. Es importante hacerlo con decisión.

Recomendaciones del autor:

También puede hacerse la tortilla cuajando los ingredientes en un molde y metiéndolo en el horno.

El autor

Merche Blasco

Impulsora de Dialhogar. Entusiasta de todo lo que se refiera al cuidado de la casa, el hogar, cuidar a los tuyos. Apasionada del intercambio y de hacer que los sueños se cumplan :)
Visita su web
Sus artículos más recientes...
Si te ha gustado o lo consideras útil, comparte el contenido.
5677

Colaboran:

Política de privacidad · Aviso legal