Ahorrar tiempo en la limpieza de la casa

Descripción:

Os traemos unos pasos muy importantes a la hora de organizar la limpieza de la casa.

 

Os presentamos unas pautas generales que nuestro equipo de profesionales siempre respeta a la hora de realizar una limpieza a fondo del hogar. Coge papel y boli y toma nota, porque estos consejos te harán ahorrar mucho tiempo a la hora de ponernos con la limpieza de nuestra casa. 

“Cuidar tu Hogar es cuidar a tu Familia.”

Pasos:

1

Del interior al exterior.  Grábate a fuego esta fórmula: ventanas,   parte trasera de los muebles y bajos de armarios o camas, puertas y suelo visible. Limpiaremos siempre en ese orden para evitar que la suciedad que entra por la ventana a la hora de limpiarla nos haga trabajar el doble.

Por ello, el suelo será lo último que limpiemos antes de abandonar esa habitación y empezar con otra. Tras las ventanas que, recuerda, ha de ser siempre lo primero, procederemos a limpiar la parte trasera de los muebles que haya en la habitación y el suelo bajo ellos. El penúltimo paso, armarios y puertas y, para finalizar, el suelo visible que no hayamos limpiado previamente.

El siguiente paso, es limpiar armarios y puertas y, seguidamente, para finalizar, aquellas partes del suelo que no hayamos fregado previamente (es decir, aquellas que no estén tras muebles o bajo la cama).

 
2

De arriba a abajo. Siempre empezaremos por la parte superior de muebles, estanterías, puertas y cualquier mueble o superficie que vayamos a limpiar (paredes, azulejos). ¿Por qué? Muy sencillo: cuando empezamos por arriba la suciedad que vayamos eliminando puede ir cayendo sobre las partes inferiores por lo que, si empezáramos por abajo, siempre acabaríamos encontrando nueva suciedad en las zonas ya limpiadas. Empezando por abajo evitamos que esto ocurra, ahorraremos tiempo y terminaremos más rápido.

Recuerda que para la limpieza diaria nos bastará con una bayeta de microfibras húmeda para eliminar el polvo. Así, una vez a la semana, cuando nos metamos en una limpieza más general, al quitar los objetos que tenemos en muebles y estanterías no encontraremos tanta suciedad. Será en este momento cuando ya apliquemos vinagre, amoniaco, detergente o jabón neutro (tipo Mistol) mezclados con agua para realizar una limpieza más completa.

 

Consejos:

Lo ideal a la hora de limpiar cualquier superficie es mantener siempre la misma dirección. Por ejemplo: de arriba a abajo y de izquierda a derecha. Así evitaremos la formación de surcos y, de nuevo, ahorraremos tiempo en la limpieza.

Recomendaciones del autor:

Para más información visita nuestra web Limpiezas Express.

El autor

3337

Colaboran:

Política de privacidad · Aviso legal