Alimentación Infantil: de 0 a 24 meses

Descripción:

ALIMENTACIÓN EN EDAD INFANTIL (0 – 24 MESES)

En una etapa clave en la vida de cada persona, la alimentación es sumamente importante. A continuación te proponemos un ejemplo de Alimentación para niños de 0 a 24 meses.

En esta etapa se distinguen 3 períodos:

1. Lactancia absoluta: 0 a 4-6 meses. Leche como alimento exclusivo. Preferencia la materna.

2. Transición: 4-6 meses hasta el año. Se introducen o se complementan nuevos alimentos.

3. Adulto modificado: 12 a 24 meses. Alimentación en progresivo parecido a la del adulto.

La superioridad de la leche materna sobre cualquier otro alimento hace que deba ser el producto aconsejado y recomendado para el recién nacido y lactante sano durante los 4-6 primeros meses de vida, como mínimo. Salvando también contraindicaciones para la madre.

“Cuidar tu Hogar es cuidar a tu Familia”

Ejemplos de la dieta:

Período de transición

2 objetivos:

1) Satisfacer requerimientos nutricionales propios de esta etapa

2) Crear hábitos alimentarios saludables

El momento apropiado para introducir alimentos semisólidos es: 4-6 meses. Aún teniendo en cuenta la evolución fisiológica de cada niño, es interesante no retrasar demasiado esta etapa.

¿Qué alimentos introducimos? Por este orden: Frutas, cereales sin gluten, verduras y carnes poco grasas, cereales con gluten, carnes más grasas, pescados y huevos.

Distribución de las tomas por meses:

Alimentación en el 5º mes: Desayuno (8:00): Biberón o papilla de cereales sin gluten Comida (12:00): Biberón Merienda (16:00): Biberón o papilla de frutas. Cena (20:00): Biberón o papilla de cereales sin gluten Recena (24:00): Biberón. No es obligado, sólo si el niño lo pide.

Alimentación en el 6º mes: Desayuno (8:00): Biberón o papilla de cereales sin gluten Comida (12:00): Papilla de pollo con verduras Merienda (16:00): Papilla de frutas Cena (20:00): Biberón o papilla de cereales sin gluten Recena (12:00): Biberón Aporte mínimo de leche: 500 ml/día.

Alimentación en el 7º y 8º mes: Desayuno (8:00): Papilla de cereales con gluten Comida (12:00): Puré de verduras con carne (pollo, ternera o cordero) Merienda (16:00): Papilla de frutas Cena (20:00): Papilla de cereales con gluten Recena (12:00): Biberón (si lo pide el niño) Asegurar un aporte de leche de 500 ml al día.

Alimentación del 9º al 12º mes: Desayuno (8:00): Papilla de cereales con gluten (250 ml) Comida (12:00): Todo tipo de caldos purés de verduras con carne (pollo, ternera, cordero), pescado blanco o yema de huevo cocida. De postre dar una pieza de fruta Merienda (16:00): 2 piezas de frutas o papilla de frutas. También se le puede dar un yogur sin azúcar (aunque es preferible la fruta) Cena (20:00): Igual que la comida (normalmente se da el pescado por la noche) Recena (12:00): Biberón (si lo pide el niño) Se debe asegurar un aporte de leche de 500 ml al día.

Período de adulto modificado

Es bueno mantener la leche materna o fórmula adaptada de continuación hasta los 2 años. Es recomendable ampliar al máximo la gama de alimentos, de manera que a los 2 años pueda comer casi lo mismo que los adultos. Un niño de 14 meses puede comer alimentos blandos enteros, pero, probablemente se canse pronto y continúe con papilla o puré. Poco a poco irá sustituyendo el biberón por el vaso y aprendiendo a utilizar la cuchara y el tenedor, aunque al principio usará los dedos para comer él solo. La tolerancia y el respeto a la autonomía del niño cuando se incorpora a la mesa facilitan el aprendizaje de hábitos correctos.

En el segundo año, el niño quiere hacer cosas por sí mismo. Aprender a comer solo. Para aprender tiene que experimentar y mancharse. Si no lo permitimos, perderá el interés.

Distribución aproximada de las comidas: Desayuno: Papilla o leche con cereales. Comida: Se irá poco a poco acostumbrando a la comida familiar: Puré de verduras o verduras con legumbres, pasta, arroces, guisos. Carne o pescado triturado o en trozos pequeños, tortillas. Postre: leche/yogur, fruta. Merienda: Frutas, jamón o queso en trozos, yogur, bocadillos. Cena: Dar preferencia a verduras, cereales y frutas. Leche con/sin cereal, 250 ml Para beber, agua. Los zumos y bebidas “blandas” aportan calorías vacías. Establecer un horario regular, evitando alimentos entre horas.

Recomendaciones del autor:

Ficha escrita por Rosana Benítez, Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Experta en Coaching personal y ejecutivo. Ha trabajado en diferentes proyectos de investigación en el campo de la Nutrición y la Dieta Mediterránea. Imparte talleres sobre Alimentación Saludable.

El autor

5190

Colaboran:

Política de privacidad · Aviso legal